martes, 3 de enero de 2012

Los cadáveres exquisitos visitan la escuela de música

En su búsqueda de un arte en el que no interviniera la razón los surrealistas emplearon técnicas como la del collage mediante la cual ensamblaban objetos incongruentes. Si a este deseo le sumamos la voluntad de lograr que el arte nazca de la inmediatez, resulta muy fácil entender el juego llamado "Los cadáveres exquisitos" que Breton y Hugnet inventaron en 1926.
Interpretación del concepto "cadáver exquisito" realizada
por el ilustrador francés  Jules Julien

El 20 de diciembre del recientemente año pasado fue el último día de clase en la escuela de música en la que trabajo. Los niños querían hacer algo especial. Así que tres semanas antes les dije que jugaríamos a "Los cadáveres exquisitos". Intrigadísimos llegaron ese martes a clase Ariadna, David, Íngrid y Núria. Más tarde se les unieron Isaac, Pol, Raúl, Pau, Roger, Àlex e Irene. Nunca pensé que les fuera a gustar tanto. Aquí tenéis las frases más curiosas que obtuvimos, la traducción está entre paréntesis:


-L'ornitorrinc ple dorm amb l'ampolla estreta (El ornitorrinco lleno duerme con la botella estrecha)
-Un Manolito rosa trepitja un frankfurt lluminós (Un Manolito rosa pisa un frankfurt luminoso)
-La bufanda prima beu l'aigua ampla (La bufanda delgada bebe el agua ancha)
-La llum gorda balla amb el paracaigudes verd (La luz gorda baila con el paracaídas verde)
-El caganer divertit camina amb l'hamburguesa baixa (El caganer divertido camina con la hamburguesa baja)
-La música llarga mira a l'Eli trista (La música larga mira a Eli triste)
-La gerra lletja es menja un cotxe gegant (La jarra fea se come un coche gigante)
-L'anell lleig caga una margarida verda (El anillo feo caga una margarita verde)
-L'aixeta morena escriu una hamburguesa divertida (El grifo moreno escribe una hamburguesa divertida)
-Un Adolfo misteriós corre amb una girafa esquerrana (Un Adolfo misterioso corre con una jirafa zurda)


Si queréis jugar a "Los cadáveres exquisitos" estas son las normas "oficiales": cinco personas sentadas alrededor de una mesa. Cada una apunta en un papel, sin que los demás lo vean, el sustantivo que hará la función de sujeto de una frase. A continuación, esta hoja se doblará de modo que los demás no puedan leer la palabra que se ha escrito y se dará al vecino de la izquierda al mismo tiempo que se recibirá del vecino de la derecha su hoja plegada de la misma forma, de modo que cada hoja al finalizar el juego habrá realizado un circuito completo. A continuación se aplica al sustantivo desconocido un adjetivo o un elemento de la frase capaz de calificarlo. La hoja se entrega de nuevo al vecino de la izquierda y se recibe la del vecino de la derecha que habrá ocultado su calificativo como antes. Se realiza la misma operación con el verbo, después con el sustantivo que haga las veces de complemento directo y, finalmente, con el adjetivo o elemento de la frase susceptible de calificar o determinar este sustantivo. Solo hace falta desplegar la hoja de papel y leer el resultado una vez hecha la concordancia gramatical de los elementos de la frase. El ejemplo clásico y que ha dado nombre al juego procede de la primera fase obtenida de esta forma: El cadáver exquisito beberá el vino nuevo (Ramón Nieto, El oficio de escribir, página 80).
Tal como decía, estas son las normas "oficiales" del juego. Sin embargo, se pueden hacer algunas modificaciones que garantizan igual resultado. De esta manera, el número de jugadores puede reducirse hasta tres y sobrepasar los cinco. Además, a "Los cadáveres exquisitos" pueden jugar niños con adultos porque todo el mundo está al mismo nivel. Esto me lleva a creer que seguramente Breton y Hugnet nunca pensaron que una de sus técnicas creativas podía convertirse en un juego de mesa.
© Elisabet Gimeno Aragón 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...